sábado, 8 de septiembre de 2007

Otro día más...

Natalia.

Te escribo este post para que no pienses que me he olvidado de ti, aunque no lo creas, he aprendido a quererte, y a llevarte a donde quiera que voy, cual guerrero a su espada, a veces he deseado que estés conmigo para hablarte de mis pensamientos y contarte de mis sueños.

Quisiera materializar un abrazo, un beso, un te quiero, invitarte a dejar este mundo de ensueño, del cual haces tu hogar...

Así que este es otro día más, en el que sigo aguardando el día, que cambies de nombre y te hagas realidad.

Cuidate y ve a recorrer el mundo, con la luna de pretexto y el sol como tu guardián.

bytes.

3 comentarios:

  1. Es curioso. La necesidad de decirle a la gente lo que sentimos es algo irrefrenable, no? No entiendo cómo pudimos vivir tanto tiempo con tantas cosas adentro.

    Un abrazo.

    Saludos a Natalia

    ResponderEliminar
  2. Hola gaby, pues que te puedo decir, así son las cosas, y la verdad lo mismo me pregunto yo, desde que descubrí esto del blogging pues me siento más liberado :P...

    Saluditos

    bytes.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso. La necesidad de decirle a la gente lo que sentimos es algo irrefrenable, no? No entiendo cómo pudimos vivir tanto tiempo con tantas cosas adentro.

    Un abrazo.

    Saludos a Natalia

    ResponderEliminar