jueves, 11 de octubre de 2007

Nostalgia que vuelve a ser realidad...

El tiempo cura todas las heridas, ah como no,
lo bueno es que siempre quedan las cicatrices
para recordarnos el por qué están ahí
por descuido, a propósito, o por sacrificio.

Que bien se siente volver a unir nuestros espíritus,
aunque en realidad creo que nunca se separaron,
desde aquí y hasta donde te encuentres, entérate,
no hay mejor compañía que la de las almas que triunfaron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario