lunes, 30 de agosto de 2010

Limbo...

Hoy estuve borrando algunos blogs que ya prácticamente estaban muertos, por mil y un razones, la "falta de tiempo", de contenidos de calidad, o de oportunidad de escribir -hacerlo cuando lo merece, no cuando me de la gana-. 

No pude evitar sentirme un poco mal, porque cada uno de ellos obedeció a un momento de emoción, emoción por crear algo nuevo, contribuir; emoción que he venido perdiendo. No sé si sea por culpa propia o por twitter y facebook, espacios en los que ya me es más cómodo compartir mis puntos de vista y opiniones, por su practicidad. 

No es que haya dejado de analizar a profundidad, es que ahora me es más difícil expresar mis ideas porque tengo la tremenda necesidad de aportar más información que las complemente, y estoy en un constante dilema entre escribir algo útil o terminar por escribir sólo textos infinitos sin ninguna idea concreta.

Quizá, mi amiga Karina -toda una periodista con futuro- pudiera ayudarme a descubrir por qué es que cada día se me dificulta comunicarme más, o el señor Mau, todo un hombre de letras, semántica y mensajes coherentes. 

El punto es que cada día q pasa me encierro más en mi, guardo esos debates e ideas para mi, quizá porque desconfio de que los demás puedan realmente prestarme atención.

Como sea, un post más de pensamientos vagos...

Bytes.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Un gusto saber que no te olvidas de mì, aunque digas puras mentiras sobre mi persona.

    Y no, mi estimado Kike, no puedo ayudarte, parte del silencio al que estoy sometido es por la misma razòn que tienes y que no puedes expresar. Serìa un mentioso si te dijera algo más, pero creo que tengo una pista: últimamente he pensado, o más bien, sentido, que algo se transforma en nuestra realidad, como si mis sentidos pudieran percibir ómo la generación (y el mundo en sí) está cambiando. Piensa un poco al respecto, quizá te sira de algo.

    ResponderEliminar