lunes, 2 de agosto de 2010

La felicidad es un tobogán…


Este cartón, lo vi hace algunos años –ya llovió- salía en la Revista de Dia Siete –cuando tenía un poco de calidad- me encantó la analogía Sonrisa

&

Se cierra un ciclo más en mi vida, por fin cayó la última calificación de la carrera!! soy un manojo de sentimientos encontrados, por un lado, por fin cumplí una meta más, oficialmente ya soy pasante de Administración y espero que antes de que termine este año pueda estar tramitando mi título. Extrañaré a los buenos amigos y a los conocidos que hice dentro de la facultad, a los profesores pff!!! creo que es lo que más extrañaré, los buenos profesores que son garbanzos de a libra dentro de esa escuela.

Por otro lado, también me da gusto irme!! porque la verdad es que ya no aguantaba más la escuela y las cosas tan bizarras que pasan en ella –maestros pésimos, mafias, corrupciones, ineptitudes, indiferencias y así-. Pese al cambió el director, algo me dice que los “cambios de fondo” se van a quedar esperando mucho tiempo más! porque a nadie le conviene, una lástima con este director al que todo el mundo quiere y admira, pero que va a llevar tiempo para hacer algo trascendente, hasta ahora, creo que las acciones y mejoras que ha hecho dentro de la facultad van en la línea de legitimarse y me parece bien que lo haga, pero cuánto durará eso? cuándo pasará a reorganizar las áreas problemáticas? En fin, como sea, a mi ya ni me va a tocar.

&

Acá entre nos, extraño los comentarios del Sr. de Tlatelolco, si viera este post, estoy seguro que le daría mucho gusto saber las buenas nuevas, aunque nunca lo conocí en persona físicamente, me daba muchos ánimos!! a veces sigo pensando que habrá sido de él.

&

En un mes, si todo sale como espero, estaré cursando mi diplomado de titulación en Administración de Empresas Turísticas, aunque sin duda me causa felicidad, –y no sólo porque será en Acapulco, en donde pasaré los dos meses de duración- me hubiera encantado cursarlo aquí en el DF, con Rogelio dándome clases, pero debido a las circunstancias de haber adelantado materias y que el diplomado no es precisamente “el más famoso”, tomará demasiado tiempo para que inicie, sin considerar los 6 meses que durará. Es por eso que decidí que lo mejor –en tiempo y forma- será tomarlo en Acapulco, sólo espero que todo salga bien y no me arrepienta de esta decisión.

&

Seguiremos informando…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario