miércoles, 6 de octubre de 2010

Todo menos el olvido…

Si yo muriera hoy, mañana, o uno de estos días, creo que el último pensamiento que tendría antes de partir, es que no me olviden, quizá es por eso que existe este blog, con la esperanza de que deje algo aquí como constancia de mi existencia y mi paso a través de este universo y su modelo de espacio-tiempo. –Aunque acá entre nos, ¿no es curioso como en la antigüedad, esculpían, edificaban, grababan, tallaban, y creaban toda clase de registros que perduran hasta nuestros días, (o hasta hace poco) y nosotros nos enfrascamos en guardar “nuestro legado” en estos medios electrónicos que son tanto o más frágiles que una hoja de papel tradicional?, ironías, supongo-

El hecho es que, este país cada día se va más al abismo, y por más buenos deseos que uno o muchos de los mexicanos tengamos, no se convierten en armas para garantizar la vida.

Hoy vi “Watchmen” una película con la que me identifiqué mucho, sobre todo en el final, con Roschach, un “súper héroe” atípico, sádico, sangriento, pero justo, que muere por lo correcto aunque eso signifique ir contra “el bienestar” de millones. Una película para reflexionar, sobre los matices de la personalidad humana, y de cómo, al final del día, todo lo que hacemos repercute en otros.

Hace un par de horas, en Monterrey se suscitó otra balacera, y es lamentable decir que para mi sería otra nota más en twitter, o en la televisión, sin o es porque, se trata de una joven quien perdió la vida, compañera de facultad de alguien a quien considero un amigo aunque no conozca en persona, Jorge RL. Lucy Quintanilla es quien, lamentablemente hoy, me recuerda que uno no es activo fijo de esta vida. Para ella…

…Todo menos el olvido.

2 comentarios:

  1. Me sumo, mi estimado. Sin palabras, sin olvido

    ResponderEliminar
  2. Me sumo, mi estimado. Sin palabras, sin olvido

    ResponderEliminar