martes, 9 de noviembre de 2010

El navío que se hunde lenta, pero inevitablemente...

Para terminar de festejar el bicentenario un festejo por demás inútil, patriotero y despilfarrador cuyo despilfarro el único que aceptó hacerlo fue Lujambio de la SEP, tenemos noticias del colapso por venir: la insuficiencia financiera y por tanto operativa y de cobertura, no solo de los servicios de salud institucionales, sino de el llamado sistema de pensiones del país. El panorama que nos ha pintado el inútil de calderón y su compinche director del IMSS, es desolador: para el 2012, Justo cuando el mediocre gobierno de calderón termine, no habrá recursos suficientes para garantizar los ya de por si escasos y deficientes servicios de salud publica. El problema de las universidades entra en el mismo paquete, se trata de la falta de previsión histórica, acerca de una situación demográfica, la esperanza de vida y desde luego, la corrupción y las raterías de todo color y todo signo de que han sido y continúan siendo objeto, las instituciones de salud pública. Por supuesto, el inepto de calderón al mas puro estilo foxista, se lava las manos en este como en muchos otros temas y dejará a la nación como nunca un gobierno la había entregado: una violencia desmedida, con el ejército en las calles, una inseguridad pública creciente, los índices de desempleo, pese a sus cuentas alegres, de los más elevados de la historia, el sistema de salud pública quebrado, el sistema de pensiones a punto del colapso y todavía en los insípidos programas de auto adulación llamados discutamos México, vemos reunidos especialistas que auguran para México tiempos mejores, como recientemente los hicieron Julio Frenk Mora, Guillermo Soberón y Jesus Kumate. Todos cebolleandose unos a otros, mientras Calderón anunciaba el colapso por venir. Que bonitos se ven estos ex secretarios diciendo que todo irá mejor, cuando México entero se está deshaciendo. Que poca mad...

Visto en un comentario de "El Universal", de los pocos comentarios fuertes, directos pero reales que he leído. Sobra decir que también refleja mi opinión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario