martes, 2 de noviembre de 2010

María Juana…

¿Qué tal con lo candente que está el tema de la legalización de la Marihuana en California eh?

Pues ya se habían tardado, la verdad es que desde hace tiempo diversos analistas estaban preocupados de que esto se empezara a proponer de manera más “seria”, por lo que representaría para países en donde mantiene su prohibición e ilegalidad.

Por un lado, los gringos en California, argumentan que es para el beneficio de la sociedad, porque ayudaría a recaudar algo así como 1,400 mdd anualmente, o sea, “de lo perdido, lo que aparezca”. Y entonces ahí es donde, una vez más, los gringos nos ponen a parir chayotes. Y es que, si bien es cierto que para ellos representaría una conversión que detonaría su economía, para el resto de los países, –productores y de tránsito- es un jaque al rey; legalizar un mercado de este tipo, fortalecería a los principales cárteles del país, precisamente para cubrir la demanda que se genere, a cualquier precio.

Esto nos pondría en el absurdo de producir y transportar ilegalmente, con toda la sangre que conlleva esto, y después que estos señores sean “honorables empresarios” de aquél lado de la línea. Aunque claro, en este mundo tan podrido, no sería la primera vez que este tipo de situaciones se dieran, ya ha pasado con los diamantes, las armas, el chocolate y muchos otros artículos sujetos a la comercialización.

A mi, en todo caso lo que me preocupa más, no es el hecho de que se legalice el consumo de marihuana, (o que se despenalice), y lo digo así, porque desde hace mucho tiempo que dejó de ser la columna vertebral del crimen organizado en nuestro país, actividades como el tráfico de personas, tráfico de armas, secuestro y extorsión, han servido para diversificar el poder de estos grupos, que si bien perderían un capital importante por la marihuana, de ninguna manera podría significar su erradicación.

Así que, estamos como siempre, no hay soluciones de fondo, y este país cada día se va más al hoyo, de hecho, se nota la DESESPERACIÓN de Felipe Calderón, cuando llama a la comunidad internacional a agendar medidas globales contra el narcotráfico; al hacer críticas a Vicente Fox, y al ver que finalmente, su utopía se le desmorona entre las manos. Esperemos llegar al 2012 y ver cuál es la estrategia de Enrique Peña Nieto (disculpen que lo asuma como el próximo presidente, pero no hay motivos ni razones como para que no suceda, al menos por el momento). Aunque el panorama no es más alentador, EPN, dejará al Estado de México, con una de las peores gestiones en su historia, con pérdida de competitividad, altos índices de violencia, principalmente feminicidios y robo a casa habitación, desempleo y descontento entre la clase empresarial; y si así dejará su gobierno, la pregunta es ¿Qué hará con el país?.

No queda más que resistir y esperar a que un día de estos, las cosas mejoren…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario