domingo, 12 de diciembre de 2010

Los dientes de león que caen a la tierra cuando deberían flotar en el viento…

El diplomado a pesar de todas las bajas expectativas que vinieron al inicio del nuevo módulo resulta ir sobre ruedas, con una tarea sobre sistemas numéricos que me pudo quitar el sueño , lo que demuestra que aunque en general me fascine la ciencia aplicada, la ciencia pura no deja de ser parcialmente incomprensible para mi. Lo malo es, precisamente eso, la sensación de no entender por completo pero tampoco ser un ignorante en la materia. ¿Hay algo más friki que eso?.


El viernes próximo es la cita para el primero de los dos viajes de graduación, y hay tanto en mi cabeza al respecto, de que hay muchas cosas que pueden salir mal para mi estado anímico, aunque también hay pequeños rayos de esperanza…

Esta es la etapa en la que me siento más solo y a la vez, en la que podría estar más acompañado si tan solo me dejara llevar por el “momentum”. Lo dicho, las “graduaciones” no son lo mismo para mi desde hace mucho, desde que perdí ese momento en el que no me consideraba un extraño, de verdad me gustaría sentirme parte de, pero los intentos no han sido suficientes.


Diciembre.


Ayer me di una vuelta con Monse al cine para ver “Red Social” me identifiqué con algunos puntos, aunque en general la película se me hizo muy lenta y tendenciosa, nada más para darse una idea, debería de haber más Fanboys de Mark Zuckerberg que de Steve Jobs.

No creo que la película sea mala, quizá hasta sea ilustrativa para muchos, sólo digo que con lo “alterno” que soy, a mi no me gustó.

1 comentario:

  1. "...la sensación de no entender por completo pero tampoco ser un ignorante en la materia..."

    No sé si sea freaky o si haya cosas más locas, pero seguro que sí conozco la sensación... Vivo en un estado mental parecido todo el tiempo...

    Saludos!!

    Por cierto, excelente la panorámica de nuestra UNAM ;)

    ResponderEliminar