lunes, 17 de enero de 2011

Señales de humo 2.0

Precisamente en el post anterior, hablaba de que en estos tiempos ya no hay pretextos para no saber de la situación de otras personas, sobre todo cuando esas otras personas te interesan de algún modo, ya sea porque mantienes una relación de amistad, pareja, laboral, escolar,  o alguna otra, o porque simplemente tienes curiosidad.

Claro que habrá sus excepciones, quizá no tienes internet, no tienes pila en tu celular, no tienes saldo, te cortaron la línea telefónica, te robaron tu celular, no respaldaste y se te borraron los contactos, lo extraviaste, se te cayó al agua, perdiste tu contraseña del mail, te hackearon tu cuenta, banearon tu perfil de FB o algún otro evento catastrófico de los millones posibles. Pero no todos al mismo tiempo ¿verdad? a esa sumatoria, solo puedo llamarla de una forma: Desinterés.

No es para rasgarse las vestiduras –aunque yo lo haya hecho- digo, después de todo, nadie obliga a nadie a sentir interés por otro o por si mismo, simplemente existe o no existe, quizá podamos saber como inicia, quizá no, quizá podamos saber como termina, quizá no, pero lo que si debemos –bueno, este no es un mundo ideal- deberíamos saber es como mantenerlo.

Bueno, ya quedamos en que el interés no se impone, pero como este es mi blog, –y puede resultar todo lo contradictorio que a mi se me de la real gana- mi propuesta aquí y ahora es simple; presta atención,  ayuda, aprecio, reconocimiento, perdona, olvida, preocúpate, ocúpate de otros, no por que tengas que hacerlo por compromiso o reciprocidad, sino por el beneficio que podrías obtener –no estrictamente económico- al hacer un mínimo esfuerzo por conocer más de “los otros”, todos tenemos casos de éxito y de fracaso en ese campo –pero podríamos lograr más éxitos no?-

Cada cabeza es un mundo y cada uno decide quien puede vivir en su mundo. Yo por lo pronto, estoy muy contento porque en mi mundo habitan personas que valen la pena, que me estiman y que estimo, que nos respetamos.

Gracias Luz por las señales de humo 2.0 –sms- que llegaron a muy buen tiempo, cuando me sentía confundido, ahora tengo una referencia al menos, de que voy por el camino correcto. Gracias de verdad. Guiño

Porque ningún hombre es una isla, ni todos los cruceros van a las Bahamas.

Bytes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario